Con el término de estimulación transcraneal se denominan a una serie de técnicas de  estimulación  intraespinal para el tratamiento del dolor   Más específicamente son técnicas de neuroestimulación para el tratamiento del dolor  no invasivas dirigidas a la estimulación cortical  mediante la aplicación en el cuero cabelludo, por encima de una región cortical específica, de la bobina de un estimulador magnético.1

Cabe reseñar :

1. La frecuencia y el número total de pulsos suministrados es variable. Una sola sesión debe durar al menos 20 minutos y debe incluir al menos 1.000 pulsos. Las sesiones diarias pueden ser repetidas durante una o varias semanas. No induce dolor y no requiere estancia hospitalaria durante el tratamiento

2.-Se piensa que la estimulación activa algunas fibras que se ejecutan a través de la corteza motora y de sus proyecciones, a estructuras remotas involucradas en algunos aspectos del procesamiento del dolor neuropático (componentes emocionales o sensoriales discriminativos).

3.-Como los efectos clínicos son más bien moderados y de corta duración, este método no debe ser considerado como un método terapéutico sino más bien de diagnóstico y no debe usarse como el único tratamiento en el dolor neuropático crónico. Se puede indicar para intentar aliviar dolores duraderos o para identificar a los candidatos adecuados para una estimulación medular  ( EM O SCS )

De entre las técnicas específicas   considerar : 

  • La  estimulación magnética transcraneal repetitiva (rTMS) . Consiste en la aplicación repetida de pulsos magnéticos mediante la colocación sobre el cuero cabelludo de una bobina. La bobina a través del flujo de corriente eléctrica generado en su interior induce un campo magnético. Este campo magnético induce un campo eléctrico a nivel cortical. Esta estimulación puede ser de baja frecuencia (≤ 1 Hz) o de alta frecuencia (> 1Hz). Los trenes de pulsos magnéticos –cuando tengan duración e intensidad suficientes- permiten aumentar (altas frecuencias) o disminuir (bajas frecuencias) la actividad neuronal. En los últimos años diferentes protocolos de estimulación magnética transcraneal se han propuesto para mejorar la eficiencia de la estimulación (ej. theta Burst, paired associative stimulation, Quadripulse, etc.).
  • La estimulación transcraneal con corriente directa (  tDCS  )   consiste en la aplicación de un flujo de corriente continua mediante la colocación de dos electrodos (ánodo y cátodo) sobre el cuero cabelludo. Se ha demostrado mediante experimentos de neurofisiología que las neuronas responden a campos eléctricos (DC) modificando su tasa de disparo, incrementándose cuando se encuentran cerca del ánodo y disminuyendo en el caso del cátodo. Para facilitar el flujo de corriente hacia la corteza, los electrodos se incluyen en unas fundas impregnadas en solución salina. Como en el caso de la técnica anterior, en función del modo de montaje y colocación de los electrodos podemos realizar distintos tipos de estimulación dependiendo del objetivo a conseguir. El montaje más utilizado consiste en la colocación de un electrodo en el área de la corteza motora primaria y el segundo en el área supraorbital contralateral. En los últimos años diferentes protocolos de estimulación eléctrica se han propuesto para mejorar la eficiencia de la estimulación (ej. alternating current, noise stimulation, etc.).

--->Ambas técnicas tienen en común el presentar la ventaja de ser técnicas no invasivas, que permiten aplicarse a patologías como depresión, dolor neuropático, enfermedad de Parkinson, trastornos psiquiátricos, además de ser importantes herramientas en el campo de la investigación en neurociencia. 

SUBCATEGORÍAS

ARTICULOS EN ESTA CATEGORÍA 0