El dolor  puede ser tratado eficazmente en  la mayoría de pacientes con medidas simples al alcance de cualquier médico. No obstante, el tratamiento  del dolor  en la práctica clínica dista de ser satisfactorio debido a :1) Comunicación inadecuada entre los pacientes  y los profesionales de la salud: con frecuencia, y debido a  distintas causas como puede ser una excesiva carga de trabajo , los profesionales no establecemos  una adecuada comunicación con el paciente , por lo que se producen  lagunas en nuestros cuidados tales  como la falta de valoración rutinaria del dolor y, en consecuencia, un mal manejo del dolor; 2) Ausencia de tratamientos individualizados: es habitual ver tratamientos estandarizados en los que  se prescribe la analgesia si dolor o cada 6-8 horas en el mejor de los casos, sin tener en cuenta la variabilidad individual en la respuesta a los analgésicos y de la percepción al dolor; 3) Omisión de un tratamiento escalonado; 4) Conocimientos  erróneos y manejo inadecuado  de los fármacos, es especial los opioides; 5) Métodos inadecuados en la administración de los fármacos; 6) Defecto de la identificación de los casos que precisan tratamiento coadyuvante; 7) No consideración  y  no tratamiento de factores  agravantes del dolor como depresión, ansiedad, deficiente información, déficit  nutricional o deprivación del sueño .

Cabe  reseñar :

1.-Cuando se plantea realizar un  tratamiento  analgésico deben de tenerse claros cuáles son los  objetivos del tratamiento del dolor  y las limitaciones del tratamiento del dolor 

Ejm  :  en el dolor  oncológico , antes de iniciar el tratamiento,  es necesario plantearse unos objetivos precisos y alcanzables : 

  1. Evaluar antes de tratar.
  2. Iniciar tratamiento combinado.
  3. Prevenir efectos secundarios.
  4. Promover el cumplimiento terapéutico.
  5. Aplicar una estrategia gradual planificada.
  6. Prevenir y tratar las crisis.
  7. Hacer un seguimiento definido e individualizado.
  8. Dar información clara y comprensible.
  9. Revisar y monitorizar.
  10. iConsiderar la accesibilidad, la disponibilidad y la flexibilidad

2.-El tratamiento del dolor debe abordar la  etiología y el síntoma : 

  1. TRATAMIENTO ETIOLÓGICO DEL DOLOR
  2. TRATAMIENTO SINTOMÁTICO DEL DOLOR

3.-Las medidas terapéuticas deben basarse en el conocimiento de una serie de  estrategias en función del tipo  de dolor:

I.-TENIENDO EN CUENTA EL TIPO DE DOLOR  SEGÚN LOS MECANISMOS NEUROFISIOLÓGICOS  

  1. ESTRATEGIAS ANALGÉSICAS EN EL DOLOR NOCICEPTICO
  2. ESTRATEGIAS ANALGÉSICAS EN EL DOLOR NEUROPÁTICO

II.-TENIENDO EN CUENTA EL TIPO DE DOLOR EN FUNCIÓN DE LA DURACIÓN  

  1. ESTRATEGIAS ANALGÉSICAS EN EL CONTROL DEL DOLOR AGUDO
  2. ESTRATEGIAS ANALGÉSICAS EN EL CONTROL DEL DOLOR CRÓNICO

4.-A la hora de aplicar un tratamiento analgésico es conveniente  : 1) ofrecer información al paciente sobre las opciones de tratamiento (  ver información sobre el dolor y las estrategias terapéuticas ) , 2) una evaluación rutinaria del dolor, 3) tratamiento preventivo y precoz del dolor, 4) utilización conjunta de técnicas farmacológicas y no farmacológicas (  ver analgesia combinada )  ,5)  selección  del tratamiento en función  de la fase de  evolución del dolor  y según la respuesta del paciente  y 6) continuidad en la terapia a largo tiempo

5.-Para administrar un tratamiento analgésico es de vital importancia evaluar el dolor con exactitud y decidir cuáles son las medidas terapéuticas y vías de administración más adecuadas, además de evaluar sus posibles efectos. 

6.-La protocolización de los tratamientos  y el  desarrollo  de guías clínicas  facilita la toma de decisiones y la obtención de información para su posterior análisis  al  unificar las pautas de tratamiento. 

7.-Gracias al manejo del dolor se pretenden obtener una serie de beneficios.(  Ejm : beneficios y riesgos de la analgesia postoperatoria ) 

ARTICULOS EN ESTA CATEGORÍA 2